Nicaragua 2015 Nicaragua 2 2015

Nuestro trabajo en Nicaragua se orienta a asegurar el ejercicio del Derecho Humano al Agua y al Saneamiento de los colectivos más vulnerables, especialmente en zonas rurales. Tras el cierre en 2013 del programa Terrena – que ha permitido mejorar la gestión de los recursos naturales y el acceso al agua y al saneamiento de 22.500 personas en los municipios de La Concordia, San Rafael del Norte y San Sebastián de Yalí, en el Departamento de Jinotega – nuestra prioridad geográfica se ha desplazado a San José de Bocay, el municipio más joven de país en el que el 75% de la población vive en condiciones de pobreza extrema.

Durante 2014 se han arrancado las obras para que 4.500 habitantes del casco urbano y de las comunidades rurales la Pista y la Pimienta del municipio de San José de Bocay tengan acceso a agua, después de más de veinte años sin poder ejercer ese derecho. A través del fortalecimiento de las capacidades de gestión de los órganos municipales responsables aseguramos la sostenibilidad del sistema.

Pero promover el Derecho al Agua no se limita a la gestión hídrica. Es imprescindible aplicar una lógica territorial para gestionar de forma sostenible la cuenca y los ecosistemas relacionados con el suministro de agua, y además asegurar oportunidades económicas basadas en medios de vida sostenibles a las personas y comunidades que habitan esos territorios. Por eso capacitamos organizaciones y ofrecemos oportunidades económicas a jóvenes y mujeres en la Microcuenca de la Camaleona, territorio clave para asegurar la sostenibilidad del servicio de agua de la cabecera municipal de San José de Bocay.

Esta lógica territorial de intervención es la que aplicamos en cuatro microcuencas de los municipios de San Sebastián de Yalí, San Rafael del Norte y La Concordia, para mejorar las prácticas productivas y facilitar la adaptación al cambio climático de los pequeños productores. En 2014 hemos intervenido sobre una superficie de 1.464 Ha. clave para proteger 10 fuentes de agua que abastecen a casi 9.000 personas.

Por último, desde 2015 lideramos un programa nacional junto a otras organizaciones españolas y nicaragüenses para promover un modelo de gestión de cuenca basado en la sosteniblidad y la participación en 66 Comités de Agua Potable y saneamiento (CAPS) de todo el país.