Como sabes, la crisis que vivimos hoy en día está afectando especialmente a las capas más pobres (esto no es nada nuevo). Además, las ONG de Desarrollo estamos realizando un trabajo en unas condiciones cada vez más difíciles, con recortes continuos en la Ayuda Oficial al Desarrollo.

Pero además, últimamente tenemos que hacer frente a críticas que ponen en duda el trabajo que desarrollamos desde hace años y que nos impiden convencer a la sociedad de que vale la pena apoyarnos.

A continuación, describimos y damos respuesta a algunos de estos mitos.

Un saludo desde ONGAWA

Líder de comunidad en Same (Tanzania)

“Sólo una parte del dinero que se da a las ONG llega a quien lo necesita”

Según los últimos datos de la Coordinadora de ONGD España (CONGDE), el 81% de los fondos gastados por las ONG de Desarrollo en 2008 fueron destinados a proyectos de desarrollo y acción humanitaria. (Ver página 2 del resumen ejecutivo en PDF)

En el caso de ONGAWA, el 81,87% de los gastos de 2010 fueron destinados directamente a cooperación internacional y un 5,36% a actividades de sensibilización y educación para el desarrollo de la sociedad española (Ver distribución de gastos en 2010)

“La cooperación no logra resultados para el desarrollo humano”

Más de 1.600 millones de personas obtuvieron acceso a agua potable entre 1990 a 2006 y el número de menores sin escolarizar pasó de 100 millones en 2002 a 67 en 2010.

En 2010, 489.000 personas se han beneficiado de los programas de ONGAWA. En M’angola (Tanzania), donde ONGAWA ha desarrollado un proyecto hidrosanitario hasta 2008, se ha erradicado el cólera y se han reducido en un 46% las enfermedades relacionadas con el agua.

“La cooperación es una forma más de asistencialismo con los países del Sur”

Antiguamente así era. Ahora, la cooperación es un instrumento para el cumplimiento de los derechos humanos, y la mayoría de las ONG han incorporado este enfoque, que significa no “dar” exclusivamente el servicio básico (salud, educación, agua,…) si no incidir para que los gobiernos asuman su responsabilidad y formar a las personas para que reivindiquen el derecho a esos servicios.

En ONGAWA, todos nuestros proyectos están enfocados hacia el cumplimiento de los derechos humanos: el derecho al agua, el derecho a la salud, el derecho a la alimentación…
Representantes de ONGAWA en Tanzania, Nicaragua, Perú y Mozambique

“Los cooperantes son voluntarios con muy buena fe pero poca eficacia”

Los cooperantes casi nunca son voluntarios. Son profesionales de la cooperación, con sus derechos y deberes como cualquier otro trabajador.

En ONGAWA, los cooperantes se han ido sustituyendo por personal local. En la actualidad, los representantes de ONGAWA en cada uno de los países donde desarrolla proyectos de cooperación son naturales de ese país.

“Las ONG no son necesarias para ser solidario”

Resulta relativamente fácil encontrar iniciativas solidarias en las que no interviene ninguna ONG, y sin duda son muy positivas. Sin embargo, las ONG desempeñan un papel fundamental para garantizar la sostenibilidad de los proyectos de cooperación a medio y largo plazo.

En ONGAWA, todos los proyectos de cooperación incorporan la sostenibilidad de las infraestructuras y la gestión de los servicios por parte las comunidades. Nuestra forma de trabajo está avalada, además de por lo socios, por las más de 300 personas voluntarias que ponen a nuestra disposición sus conocimientos.
El presidente de Tanzania inaugura el sistema de agua Mkongoro de ONGAWA (julio 2010)

“Cuando el proyecto finaliza, se abandonan las infraestructuras, pozos, etc”

En los países del Sur todavía se pueden encontrar infraestructuras abandonadas que en su día fueron puestas en marcha por ONG… o por organismos internacionales… o por sus propios gobiernos. Pero son casos aislados. La mayoría de las ONG promueven la apropiación de sus proyectos por parte de las comunidades beneficiarias y esto representa una parte fundamental de nuestro trabajo.

En ONGAWA, los proyectos de cooperación se traspasan gradualmente a instituciones públicas del país, organizaciones locales o comunidades organizadas y formadas previamente para la gestión de las infraestructuras. La relatora experta de la ONU sobre Derecho Humano al Agua, Catalina de Alburquerque, ha escogido algunos proyectos de ONGAWA como ejemplo de buenas prácticas.

“Las ONG son muy poco transparentes”

Sólo para poder ser miembro de la Coordinadora Estatal, las ONG de Desarrollo deben cumplir toda una serie de requisitos de transparencia. Además, auditan sus cuentas y sus proyectos por normativa o por requerimiento de los financiadores. Aun así, y como ocurre en otros sectores, podemos encontrar con ONG de ética más que dudosa, pero afortunadamente son excepciones.

ONGAWA cumple todos los requisitos de transparencia de la Fundación Lealtad. Sus cuentas son auditadas anualmente y cuenta con la certificación de ONGD calificada en el sector Tecnología por parte de la Agencia Española de Cooperación (AECID). Los datos económicos e informe de auditoría están disponibles en nuestra web (Ver datos económicos).
Manifestación contra la pobreza

“Se necesita algo más que cooperación para lograr un mundo más justo”

Efectivamente, la cooperación por sí sola no sería eficaz para lograr una sociedad más justa y solidaria. Por ello, la mayoría de las ONG combinan la cooperación con acciones de sensibilización e incidencia política.

En julio de 2010, y como resultado de años de trabajo por parte de ONG como ONGAWA y otras entidades internacionales, la ONU ha declarado el agua y el saneamiento como un derecho humano.

“Antes de dedicar recursos a otros países hay que resolver los problemas en España”

La realidad es que los recursos económicos dedicados a cooperación se mueven en una escala muy reducida respecto a los problemas en España derivados de la crisis, pero además no hay incompatibilidad, y menos en un mundo tan interconectado como el actual.

Los problemas de los países más pobres también acaban por convertirse en nuestros problemas: cambio climático, reglas de comercio injustas, desplazamientos humanos, etc.

¡Ayúdanos a romper mitos haciendo llegar este mensaje a familiares, amigos…!

Muchas gracias desde ONGAWA