Con el fin de promover la reflexión y el debate e intercambiar experiencias y conocimiento para avanzar en el logro del acceso universal al saneamiento como derecho humano, ONGAWA y la Universidad Politécnica de Madrid convocan en Madrid la Jornada Internacional sobre el Derecho Humano al  Saneamiento en Madrid, dirigida a administraciones públicas, grupos de investigación, ONG de desarrollo y otros actores  de cooperación.

La jornada contará con la participación de expertos y organizaciones nacionales e internacionales como ONGAWA, Global Sanitation Fund, WaterAid, el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) de la Cooperación Española, UNICEF, Accion contra el Hambre, la Fundación Canal, la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad Carlos III o la Universidad Politécnica de Madrid (ver Perfiles ponentes). Junto a ellos se analizarán desde diferentes perspectivas los retos asociados a la carencia de servicios de saneamiento y se expondrán proyectos implementados en diferentes contextos.

De acuerdo con cifras recientes de Naciones Unidas y de la Organización Mundial de la Salud, actualmente 1800 millones de personas en el mundo utilizan una fuente de agua potable contaminada por restos fecales y 1 de cada 8 personas practican la defecación al aire libre (946 millones). Además, casi 1000 niños menores de cinco años mueren al día por enfermedades diarreicas debidas a un saneamiento deficiente, pues más del 80% de las aguas residuales, resultantes de la actividad humana, se vierten en fuentes de agua sin ningún tipo de tratamiento.

Adicionalmente, existen amplias brechas de desigualdad. Por un lado, 7 de cada 10 personas sin instalaciones de saneamiento mejoradas y 9 de cada 10 personas que todavía practican la defecación al aire libre, viven en zonas rurales que no están siendo atendidas; y por otro, se evidencia que las mujeres y niñas son más vulnerables en el disfrute de este derecho, por la particularidad que tiene su higiene íntima y por los riesgos que afrontan al acudir a infraestructuras de saneamiento ubicadas fuera de su lugar de residencia.

En este contexto, el Relator Especial de Naciones Unidas para los derechos humanos al agua y el saneamiento, Léo Heller, ha mostrado en repetidas ocasiones su preocupación al respecto, reiterando que la situación del saneamiento “es dramática, es uno de los aspectos más retrasados en el avance del cumplimiento de los derechos humanos en el mundo”.

Para hacer frente a esta situación, la Agenda 2030 incluyó una meta específica dentro de los ODS: (6.2) “Para 2030, lograr el acceso equitativo a servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y las personas en situaciones vulnerables”. No obstante, surgen inquietudes sobre si esta meta integra el derecho al saneamiento de manera plena, si responde a un enfoque de derechos humanos, si están claros y priorizados los desafíos y si se han compartido suficientemente las oportunidades que existen para acometer dicha Agenda.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar