Las actividades y trabajos del área sectorial de Energía están enfocados esencialmente a las energías renovables y al papel que desempeña la energía para el desarrollo humano.

Más concretamente, sus acciones buscan ofrecer soluciones a las necesidades de energía de las comunidades rurales de los países menos desarrollados.

El grupo cuenta con 28 voluntarios y entre las actividades que desarrollan destacan el apoyo técnico a la línea de energía del programa de Mozambique, elaboración de informes y asesorías técnicas sobre el bombeo fotovoltaico, análisis de alternativas ante fallos de suministro, cocinas mejoradas, biogás o energía minieólica, estudios sobre biocombustibles y actividades de sensibilización sobre ahorro energético y huella ecológica.