Logotipo de la campaña Derecho a la alimentación. Urgente

 

ONGAWA considera que el sector agropecuario desempeña un papel fundamental en la reducción de la pobreza, la desigualdad y de los índices de desnutrición, además de contribuir a la mejora del acceso universal a los servicios básicos.

 

La línea de derecho a la alimentación está orientada a potenciar su respeto, protección y garantía como derecho humano fundamental, promoviendo la revisión de políticas públicas y la dotación de suficientes recursos para garantizar la efectividad del derecho a la alimentación.

 

Desde 2003, la campaña Derecho a la Alimentación. Urgente (www.derechoalimentacion.org) -llevada a cabo de forma conjunta entre ONGAWA, Prosalus, Cáritas y Ayuda en Acción- trata de incidir en las instancias públicas para queel enfoque del derecho humano a la alimentación esté presente en la cooperación española.

 

Esta campaña propone esencialmente la efectividad del derecho a la alimentación en el marco de una política de soberanía alimentaria; la garantía de la alimentación como derecho fundamental; la revisión de políticas públicas para garantizar la efectividad de este derecho; y el respeto a este derecho en políticas o acuerdos de la comunidad internacional.