Reflexiones del equipo de #GlobalChallenge respecto al seminario sobre interculturalidad, migraciones  y derechos humanos.

Gracias a ONGAWA y al equipo de GLOBAL CHALLENGE, los días 28, 29 y 30 de noviembre pudimos asistir a tres jornadas de reflexión y descubrimiento mediante el seminario “Interculturalidad, migraciones y derechos humanos” que se impartió en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio.

Arrancamos el seminario con una jornada para conocer los retos que supone la diversidad cultural el concepto de interculturalidad. Para ello, contamos con la presencia de Manuel Basagoiti, coordinador de un proyecto comunitario intercultural en el barrio San Cristóbal de los Ángeles (Madrid). Hablamos sobre multiculturalidad, integración social, estereotipos culturales y todo tipo de realidades con las que convivimos en nuestro día a día pero sobre las que quizá no nos hemos parado a reflexionar. Manuel nos contó su experiencia personal como trabajador de un proyecto intercultural y nos transmitió la idea con la cual muchos de los presentes terminamos esta jornada y es que todos podemos sumar para conseguir una sociedad mucho más rica culturalmente y libre de estereotipos.

El segundo día fue muy emocionante. La ponente fue Amal Hussein, refugiada somalí y activista de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado. Conocimos de primera mano los sentimientos y las inquietudes de una persona refugiada cuando Amal nos contó cómo de pequeña tuvo que huir junto a su familia de la guerra, dejándolo todo atrás y llegando a España, donde a día de hoy vive como refugiada política. Además, aprendimos los trámites que tiene que llevar a cabo una persona que huye para que le concedan el estatus de “refugiada” y debatimos sobre la situación actual y el verdadero compromiso de los estados europeos en este tema, tras conocer algunos datos bastante significativos. Terminamos esta apasionante jornada con un sabor agridulce ya que teníamos la sensación de que como país “desarrollado” podríamos hacer mucho más por la defensa de los derechos humanos.

Aún emocionados por todo lo vivido el día anterior, la tercera y última jornada consistió en una mesa redonda en la que Youssef Ouled de SOS Racismo Madrid, Luis Bravo del Centro Social Comunitario Josefa Amar y Elena López de la Oficina de Atención al Refugiado de la UPM nos presentaron sus iniciativas y el papel que desempeñan en la sociedad. Fue una experiencia muy gratificante, en la que aprendimos la vulneración de los derechos que se producen en algunos Centros de Internamiento de Extranjeros, la actuación vecinal para promover la integración de las diferentes culturas que conviven en el distrito de Tetuán o la ayuda que ofrece nuestra universidad a las personas refugiadas en el ámbito estudiantil (estudiantes y profesores). Con todo esto sobre la mesa, debatimos sobre el papel que tiene, o debería de tener, la universidad ya que no es sólo un sitio en donde formarte como profesional, sino también como persona, inculcando valores de respeto e igualdad sea cual sea tu nacionalidad, cultura o género.

En resumen, tres días en los que pudimos aprender mucho de las personas que vinieron a contarnos sus experiencias y gracias a los cuales salimos convencidos de que tenemos que seguir trabajando por una universidad, y una sociedad, mucho más justa para todos y todas.